Carrito

Tu carrito está vacio

Continúa Comprando

La importancia de hacer pesas en mujeres

by Abitü Shop |

La incorporación del entrenamiento con pesas en la rutina de ejercicio de las mujeres ha demostrado ser fundamental para la salud y el bienestar general. Tradicionalmente, el levantamiento de pesas ha estado asociado más con los hombres, pero las mujeres están reconociendo cada vez más los numerosos beneficios que este tipo de ejercicio puede ofrecer.

En primer lugar, el entrenamiento con pesas es esencial para la salud ósea. Las mujeres, especialmente a medida que envejecen, son más susceptibles a la osteoporosis. Levantar pesas ayuda a aumentar la densidad ósea, lo que reduce significativamente el riesgo de fracturas y otras complicaciones óseas en el futuro.

Además, las pesas son una herramienta eficaz para la gestión del peso y la composición corporal. A diferencia del ejercicio cardiovascular, que quema calorías mientras se realiza, el entrenamiento con pesas incrementa la masa muscular, lo que a su vez eleva el metabolismo basal. Esto significa que se queman más calorías en reposo, facilitando el control del peso corporal a largo plazo.

El entrenamiento de fuerza también tiene un impacto positivo en la salud mental. Estudios han demostrado que el ejercicio con pesas puede reducir los síntomas de ansiedad y depresión. La sensación de logro y la mejora en la fuerza física pueden aumentar la confianza y la autoestima, proporcionando un bienestar psicológico significativo.

Por último, el fortalecimiento muscular mejora la funcionalidad diaria. Actividades cotidianas como levantar objetos pesados, subir escaleras o incluso mantener una buena postura se vuelven más fáciles y seguras. Esto contribuye a una mayor independencia y calidad de vida a medida que se envejece.

Aquí tienes tres ejercicios cortos con pesas que son excelentes para mujeres y que se pueden realizar en casa o en el gimnasio. Estos ejercicios ayudan a tonificar diferentes grupos musculares y mejorar la fuerza general.

Sentadillas con Mancuernas 
Músculos trabajados: Cuádriceps, glúteos, isquiotibiales.

Cómo hacerlas:

  1. Párate con los pies separados al ancho de los hombros, sosteniendo una mancuerna en cada mano a los lados.

  2. Mantén el pecho levantado y la espalda recta.

  3. Baja lentamente como si fueras a sentarte en una silla, asegurándote de que las rodillas no sobrepasen los dedos de los pies.

  4. Desciende hasta que los muslos estén paralelos al suelo.

  5. Vuelve a la posición inicial presionando con los talones.

Repeticiones: 3 series de 12 repeticiones.

Press de Hombros con Mancuernas

Músculos trabajados: Deltoides, trapecios, tríceps.

Cómo hacerlos:

  1. Párate o siéntate con la espalda recta, sosteniendo una mancuerna en cada mano a la altura de los hombros, con las palmas hacia adelante.

  2. Empuja las mancuernas hacia arriba hasta que los brazos estén completamente extendidos.

  3. Baja lentamente las mancuernas de nuevo a la posición inicial.

Repeticiones: 3 series de 10-12 repeticiones.

Remo con Mancuerna

Músculos trabajados: Dorsales, romboides, bíceps.

Cómo hacerlos:

  1. Colócate de pie con los pies a la altura de las caderas, sosteniendo una mancuerna en cada mano.

  2. Flexiona ligeramente las rodillas y dobla el torso hacia adelante desde la cintura, manteniendo la espalda recta.

  3. Deja que las mancuernas cuelguen con los brazos extendidos.

  4. Tira de las mancuernas hacia los lados del torso, manteniendo los codos cerca del cuerpo.

  5. Baja lentamente las mancuernas a la posición inicial.

Repeticiones: 3 series de 12 repeticiones.

Comentarios (0)

Deja tu comentario